5/05/2007

Selección de cuentos de terror: "Las armas secretas", de Julio Cortazar

He decidido hacer aquí una selección de los relatos de terror que me han sobrecogido al leerlos. Soy muy aficionado al género de terror, tanto en literatura como en cine, pero consumo este tipo de arte más que nada como entretenimiento, pocos cuentos o pelis me han dado miedo de verdad.
Así que aquí pondré aquellos que sí me han dado miedo, miedo del de verdad. Y comienzo con el que tal vez sea el que más me ha asustado. En primer lugar, porque no me lo esperaba, había leído cosas antes de Julio Cortázar y la verdad es que no me habían entusiasmado mucho, lo veía un poco pedante y por debajo de mi admirado Borges. Así que no tenía nada que leer una noche y me decidí por un libro de cuentos que me había dado mi primo y que él había encontrado en una caravana que encontró. Cuando empecé a leer parecía un cuento normal: un chico va a recoger a su novia para pasar con ella un fin de semana en el campo y escuchamos el curso de sus pensamientos. De vez en cuando le vienen palabras a la mente que no tienen conexión y conforme avanza el cuento empiezan a repetirse de forma obsesiva. En ese momento, me dí cuenta de que ése era el relato del que me había hablado una buena amiga cuando estaba en la facultad y cuyo argumento no desvelaré, que hay mucha gente que se mosquea con eso. En mi caso no fue así, conocía el esqueleto de la narración, pero no sabía de qué forma magistral el autor te va introduciendo en la historia, una historia increíble, sin explicación (creo que esto es lo mejor, si le hubiese buscado una podría haber caído en el ridículo), pero no por ello inverosímil.
Digamos, sin dar más detalles, que el protagonista se está transformando en otra persona, una persona que la chica conocía.
Para mí este es un ejercicio magistral de lo que es el terror: presentas una situación cotidiana y anodina que poco a poco va incorporando elementos extraños y se va transformando en una pesadilla, en algo que nunca pudo ocurrir, pero que nos da escalofríos al pensar "y si pudiera pasar...".
Otro aspecto a destacar es que este autor está muy reconocido, y es que la gente piensa que el terror es un género "especializado": que sólo se dedicaron a él escritores como Poe, Lovecraft o Maupassant, cuando no ha sido así y muchos escritores consagrados han tocado el género, incluso gente a quien en principio nunca relacionaríamos, por ejemplo Dickens (el de Oliver Twist) o E.T.A. Hoffmann (el de El Cascanueces).

4 comentarios:

Drusila dijo...

perroncho. sobresaliente en cap. es que no tengo tu mail.

Tío Marvin dijo...

Gracias por avisarme, Drusila, besos mil

Anónimo dijo...

señor chan, aqui omnia sunt comunnia, entra en mi blog, si te gusta el nuevo texto te lo paso para el tuyo, pues me interesa sea leido en palma

Miski dijo...

Mas dejao intrigao...yo intenté leerme Rayuela y por poco me la meto por la nariz...claro que no soy de letras...haber si me lo pasas pecador..