1/31/2008

Milano Calibro 9 (1972)

Hola de nuevo, he tardado en hacer la reseña de esta peli más por respeto que por otra cosa. Y he pensado que la mejor crítica que puedo hacerle es que no hagan caso de lo que les diga y vean esta película sin perder el tiempo. Y es que, si no sabes nada de la película la sorpresa es aún mayor.
Aún así, si deciden seguir leyendo, continúo con el post. Sé que empiezo destacando siempre un aspecto de las pelis y aquí voy a hacer lo mismo: la música. Y es que es genial, el responsable de la colonna sonora es el argentino Luis Bacalov, un habitual de las películas italianas de la época que aún sigue en activo y que es conocido entre el gran público principalmente por la música de El cartero y Pablo Neruda y porque Tarantino cogió extractos de bandas sonoras suyas para incluirlas en la de Kill Bill. Pero eso no es todo, el compositor trabajó conjuntamente con un grupo de rock psicodélico italiano llamado Osanna y juntos hicieron algo tan "progresivo" como esto: Tema central

La película se inscribe dentro del género negro italiano, conocido como poliziottesco, un subgénero de los setenta que intentaba explotar el éxito de la saga de Harry el Sucio con policías que usaban métodos expeditivos y se tomaban la justicia por su mano. No obstante, Milano Calibro 9 es una rara avis dentro de esta corriente, por su calidad y porque el punto de vista que adopta la narración no es el de la policía sino el de los delincuentes. Ugo es un ex convicto que recién salido de la cárcel tiene que soportar la presión de la policía y de un sádico mafioso con tendencia a la sobreactuación (algo que se puede llegar a perdonar en un italiano) llamado Rocco. Todos creen que Ugo sabe dónde se esconde una cuantiosa suma de dinero producto del tráfico de drogas y quieren recuperar el dinero. El ex convicto recurrirá a un antiguo amigo para pedirle ayuda y protección y también volverá a ver a su ex-novia, una espléndida Barbara Bouchet que está increíble en una secuencia de baile de la cual pongo unas cuantas capturas a continuación.
A lo mejor es sólo una imprensión personal, pero el prota me recordó bastante a Steve McQueen, sólo que más gordo y más calvo, lo cual le viene de lujo para interpretar al perdedor de Ugo. También encontré un cierto paralelismo entre su personaje y el de Bruce Willis en Pulp Fiction: un forzudo que parece que está un poco sonado pero que sabe más de lo que aparenta.
En el apartado de secundarios destaca Lionel Stander como el jefe de Rocco, conocido como "el Americano". No sé si acordarán pero este señor salía en una serie que veía en mi infancia llamada Hart & Hart.

En cuanto al director, Fernando di Leo, poco puedo decirles, salvo que tiene otra película del mismo año y con muy buena pinta llamada "La mala ordina", para la que contó como protagonistas con dos secundarios de lujo hollywoodienses como Henry Silva y Woody Stroode. No obstante, el hecho de que en esta peli no haya caras conocidas redunda en beneficio de la historia, llena de giros argumentales y sorpresas. El no contar con ningún actor al que asociemos directamente con el rol de bueno o de malo, hace la trama mucho más inesperada y menos rutinaria, más "imprevista". En este sentido, de nuevo junto la pata con la oreja y la relaciono con otra peli con la que aparentemente no tiene nada que ver, la magnífica Get Carter (ojo, la de Michael Caine), que también me transmitió esa sensación de que cualquier cosa podía pasar.
Sin temor a equivocarme puedo asegurar que Milano Calibro 9 es cine negro en estado puro, más cercano al de la literatura negra antes que al celuloide por presentar una mirada pesimista a un mundo cruel y sórdido, unos personajes sin una moralidad clara y una violencia desagradable, no tanto por presente sino por real y cotidiana. La verdad es que mientras la veía tenía la sensación de que tenía que ver más con Raymond Chandler o con James Ellroy que muchas de las adaptaciones cinematográficas de sus obras.
Me despido con las capturas:

-Aquí tienen a la Bouchet, mucho más guapa en mi opinión que en Angustia de silencio, también del 72.

Y aquí una prueba gráfica de que el actor que interpreta al malvado y desquiciado Rocco (Mario Adorf) sobreactúa una mijita:

5 comentarios:

Psicodeliazombie dijo...

Milano Calibro 9, la baje una vez de la mula y justo me entro un maldito virus, tube que formatear el PC y se fue de mis ojos cinefilos.... Habra que bajarla nuevamente para disfrutar de esta maravilla que comentas en tu gran review...
Por cierto, el tema principal de la movie esta genial...!!!

darkerr dijo...

De este tipo de policiales me gustaria ver algunas peliculas, como ésta por ejemplo. Por ahora ando tras "Roma ciudad abierta", que creo es del mismo tipo, ¿o me equivoco?. Saludos.

Tío Marvin dijo...

Darkerr, habrá tenido usted un lapsus, la peli que cita es la de Roberto Rossellini, a la que se refiere es "Roma a mano armata". Desgraciadamente no hay subs en la red disponibles y hay que verla en italiano a pelo o comprársela. Saludos.

TRONCHA dijo...

La verdad es que la película es increible, me gusto mucho el sentido de la amistad que transmite y de alguna manera el codigo de honor que prima sobre todo lo demás.
El comienzo de lo más recomendable, un lujo ya que estuve en la misma esquina donde telefonean al principio de la película en la piazza dei duomo. Por cierto ya no está la cabina telefónica si es que alguna vez la hubo.

Saludos...

darkerr dijo...

Ups. pues si, de todos modos, ya veremos esta tambien. Saludos.