2/09/2008

Archivo zombie: El amanecer mediterráneo (III)

Como vimos en el anterior capítulo, el zombie ya había nacido y daba sus primeros y titubeantes pasos a lo largo de la década de los setenta, pero tuvo que ser de nuevo el padre de estas criaturas el que tuvo que reaparecer e insuflarle nueva vida al género, llevándolo a uno de sus puntos álgidos. Romero, después del éxito conseguido por La noche de los muertos vivientes intentó aparcar el tema zombie y se embarcó en una serie de proyectos personales como Los Crazies (1973) o Martin (1977), con los que no consiguió mucha repercusión, aunque hoy en día sean consideradas películas de culto. Así que marchó a Italia, donde ese artista del giallo que hoy atraviesa horas bajas llamado Dario Argento le produjo la gran perla de este tipo de cine: "Zombi / Dawn of the dead". El film obtuvo tal éxito que la maquinaria exploitation italiana no iba a tardar en darle respuesta. El primero en responder fue Lucio Fulci, con la cara dura y desparpajo habitual en él con Zombi 2/ New York bajo el terror de los zombis. El italiano vendió la peli como secuela del film de Romero y la jugada le salió redonda, porque obtuvo una recaudación similar o superior. A este delicioso engendro le seguirían muchos más, destinados a llenar la programación de los cines de barrio y después las estanterías de los videoclubs.

Zombi (1978), de George A. Romero
Una jodida obra maestra para el que suscribe, me gusta mucho más que La noche de los muertos vivientes, aquí todo es más grande, más largo y sin censurar. La parábola política se hace mucho más evidente: los supervivientes se esconden en un centro comercial y disfrutan del consumismo mientras la muerte les espera fuera, en una especie de metáfora del primer mundo rodeado de pobreza. Y aquí no acaban los simbolismos: los supervivientes se preguntan por qué los zombies acuden en masa al centro comercial y uno de los protagonistas dice que será "por qué intentan repetir lo que hacían en su vida diaria cuando estaban vivos". Je ,je. El comienzo de la peli ya es toda una declaración de principios, con la policía asaltando unos pisos donde los vecinos ocultan zombies (siguen queriendo a sus familiares aunque sean amasijos de carne podrida ávida de comer humanos) y en el inicio ya vemos más gore que en todos los filmes del tema realizados a lo largo de la década. Luego está la incorporación por partida doble de Tom Savini (para aquellos que no lo conozcan, el Sex Machine de Abierto hasta el amanecer), a cargo de los efectos especiales y con un papel de motero saqueador en la parte final. Romero sigue incorporando a un protagonista negro que es el que mayor sentido común demuestra (Ken Foree, actor de culto al que podemos ver en Resonator, El dentista, en el remake de esta peli repitiendo la frase más genial de la misma: "cuando el infierno se queda sin sitio, los muertos vuelven a la tierra" o en el último remake de Halloween).
En definitiva, una obra maestra
Puntuación: 9/10

Zombi 2/ Nueva York bajo el terror de los zombis (1979) Lucio Fulci
La polémica sobre si Lucio Fulci era un genio incomprendido o un chapucero con mucho morro ya es antigua y no voy a entrar en ella. Yo sólo digo que a mí me encanta la mayor parte de lo que he visto de él y ésta es una de mis pelis preferidas. El por qué está claro: zombie contra tiburón! Amigos, se os puede olvidar la peli entera, pero ese mítico combate se te queda grabado en el subconsciente ad aeternum. Las dos criaturas que más terrores sembraron en los 70 juntas por fin (aunque al final no queda muy claro quién gana la refriega). Otra cosa inolvidable es la banda sonora, es tan cutre como la música de un videojuego de la época, y lo peor es que se te instala en la cabeza para no irse en semanas (de hecho, ya la estoy recordando, shit!). Otra escena para la eternidad es la del ojo atravesado por un palo astillado, de ecos buñuelianos. Pasando ya a la peli en sí, en realidad se nota que Fulci no había visto aún la peli de Romero y que aprovechó el éxito de la misma para titularla así, porque Zombi 2 es más una peli de muertos vivientes del Caribe y el argumento no tiene nada que ver con la otra. Ah, se me olvidaba, otra razón por la que amo este film es porque en realidad New York aparece sólo unos pocos minutos en pantalla, al principio y al final. Imagínaos la cara del espectador de la época, cuando le prometían una Nueva York devastada y resulta que la Gran Manzana sólo sale unos minutos (la invasión te la tienes que imaginar que tú). Jua, jua! Eso sí que es morro!
Nota: 7/10

Miedo en la ciudad de los muertos vivientes (1980), Lucio Fulci
La segunda incursión de Fulci en el subgénero, donde el director se inspiró (levemente) en los relatos de Lovecraft con los irregulares resultados que lo caracterizan. A ver: no hay ritmo, la historia casi no tiene sentido, no hay suspense, pero lo que sí hay es lo que caracteriza la obra del romano: imágenes poderosas y fascinantes que agreden al espectador, provocando algunas veces miedo y otras risa (como una forma de respuesta ante algo tan grotesco e irreal). Entre las mejores escenas de la peli: cuando la protagonista es enterrada viva, una escena que se alarga mucho para provocar angustia. Lo más gore de la peli: cuando una chica vomita el paquete intestinal, la leyenda dice que el sádico Fulci la obligó a tragarse higadillas de pollo. Aún hoy día impresiona. y no cuento nada de la historia, porque la verdad es que uno no se entera por qué aparecen zombies, qué es lo que hizo el cura para convertirse en entidad maligna y sobre todo, cómo termina.
Nota: 6/10

El más allá (1982) Lucio Fulci
Y volvemos de nuevo con el realizador romano. Esta peli quizás sea la mejor que hizo. De nuevo sacrificó el guión para primar la atmósfera. En esta ocasión, aunque también contó con un presupuesto paupérrimo, contó con unos colaboradores que se lo curraron muy bien y casi parece una peli de serie A. La verdad es que la aparición zombie es más o menos escasa, pero son como mandan los cánones. En esta ocasión la influencia de Lovecraft es aún mayor y el hecho de que la historia de nuevo esté deslavazada y no te enteres prácticamente de lo que está pasando, da mucho yu yu. Recuerdo que el final me dio hasta miedo y todo.
Nota: 8/10

P.D. Me he dejado fuera dos pelis muy recomendables: Muertos y enterrados (1981) y La Niebla (1980). No obstante, la ausencia de hemoglobina en las dos me ha hecho descartarlas.

6 comentarios:

Fantomas dijo...

De esas 4, la mejor es la de Romero. Fulci pese a que es considerado el padrino del gore no se caracterizaba por realizar peliculas con guiones sólidos, sin embargo resultan divertidas.

Saludos.

estanli cuvric dijo...

A mi Fulci no me ha gustado nunca, no sé, me aburren sobremanera sus películas, su ritmo.
En lo demás estoy totalmente de acuerdo. Y parece que sí: ZOMBI es la película de zombies fundacional y definitiva.
Aunque la adaptación de Zack Snyder no está nada mal, por cierto.

Mario dijo...

Totalmente de acuerdo en la exposición sobre "Zombi". Y aunque no esté nada mal, el reciente remake a manos de Zack Snyder no la supera...

Saludos!

Tío Marvin dijo...

Vaya, pues ya ha surgido la polémica con Fulci. Yo no sé explicar por qué, pero me gustan las pelis de ese onvre, será x lo bestia q es, q parece q agrede al espectador en una acción punki-buñueliana, pero reconozco q sí, q tienen todos esos fallos: falta de guión, personajes sólidos, suspense, etc. En cuanto a lo del remake de Zombi, me encantó, no quiero entrar en si supera o no al original, pero ojalá todos los remakes fueran así.

Psicodeliazombie dijo...

Sin duda Romero es el maestro del genero... Fulci es un exploid de carne y hueso...

darkerr dijo...

Estoy de acuerdo con sus puntajes, quizas por gustos, a "El mas alla" le pondria 9, por razones inexplicables, pero en general estoy de acuerdo. Aunque "Dead and buried" me parece muy buena tambien. Saludos.